Revista Caras Revista Cosas Revista Paula Revista Vanidades Emol.cl Msn Gmail Yahoo Chile Facebook Twitter Flickr Youtube Servicio de Impuestos Internos de Chile ServiPag

Busca Google




Google.cl
Solteras.cl

Sugerencias

Registrate en Solteras.cl

 

Redes Sociales

  • www.solosysolas.cl.
  • ¿Buscas Pareja? Solos y Solas.
  • www.solosysolas.cl.
  • Moda Invierno 2011.

 

‘Los hijos ajenos son un cacho’ escuchaba decir a una paciente que es soltera y no tiene hijos, cuando se refería a los 2 hijos que aporta su actual pareja de una relación anterior y que a pesar de que no viven con él, igualmente influyen en la relación de ambos especialmente fin de semana por medio cuando les ‘toca salida con el papá’ y ella inevitablemente interactúa con ellos. Quiéralo o no.

 

Cuando la escuchaba asociaba su relato con el recuerdo del clásico personaje de la ‘Madrastra’ de una película hollywoodense, una mujer soltera que se casaba con un viudo que tenía un par de hijos de su matrimonio anterior. El viudo contrae nupcias buscando una nueva madre para sus hijos. Pero la ‘Madrastra’ tenía que relacionarse con los niños de forma forzada y obligada para mantener satisfecho a su esposo, pero sin cariño y apego real por ellos. Siempre la Madrastra era perversa y manipuladora con todos.

¿No será mucho ser Soltera, joven, alegre y Madrastra a la vez? Es too much. Pero, ¿qué hacer si te enamoras de un hombre con uno o varios hijos ‘ajenos’?

Pongámonos en el lugar de ese hijo.

1. Ya con tener un padre y una madre se suscitan varios conflictos, líos, malentendidos y dificultades en todos nosotros. Por lo tanto, ese hijo ‘ajeno’ no necesita una madre sustituta pues tiene y normalmente vive con su madre. Entonces hay que ubicarse y tomar el lugar de ‘polola o pareja del papá’. Que su madre asuma su rol materno de educación y soporte afectivo que le corresponde.

2. Ahora el papá tiene una nueva polola quien ocupa el lugar que le corresponde a su madre (o al menos así lo siente ese niño). Esta casi ‘intrusa’ mujer, fácilmente se convierte en el blanco de bullying del niño, pues por simple asociación mental va a creer que o fue la culpable de la separación de sus padres o que es una ‘mala persona’ o una bruja que ni siquiera quiere a su padre sino que lo tiene ‘hechizado’ porque es más joven. Esto pues nuestros modelos significativos, como lo son nuestros padres, en la infancia, son simplemente ideales, los mejores.

3. La sola existencia de la nueva ‘polola’ del padre, le produce un sentimiento de soledad, desarraigo, pues la relación amorosa entre sus padres es irrecuperable, no tiene vuelta, ya hay otra mujer en la vida del padre. El amor de los padres idealizados ya no existe, se derrumba algo en ese niño y lo deja en un ‘terreno de nadie’ en términos de pertenencia. Esa familia, ese hogar que constituía su ‘útero simbólico’ que lo acogió y le dio un soporte afectivo, ya no existe. El sentimiento que prima es desamparo, dudas e inseguridad.

4. Finalmente, disfruta la relación con tu pololo cuando estén juntos, sin el hijo, disfrútalo. Establece siempre un límite claro entre la relación con él y la relación con su hijo. No permitas que él te vea como la ‘madre sustituta de su hijo’. Tú debes hacerle ver a él que eso no le hace bien a su hijo. El niño tiene una madre y el cariño de ambos padres por separado es lo que le ayudará a reconstruir su mundo afectivo. Esa tarea es responsabilidad de sus padres, no tuya. Tu tarea es mantener una relación libre, positiva y cariñosa con ese hijo, como lo hace una tía cercana, buena onda.

Hasta la próxima

Susana Krause Iampaglia

Psicóloga Clínica

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Publicidad

Platinum Club
http://www.medicalsexcenter.cl/