Revista Caras Revista Cosas Revista Paula Revista Vanidades Emol.cl Msn Gmail Yahoo Chile Facebook Twitter Flickr Youtube Servicio de Impuestos Internos de Chile ServiPag

Busca Google




Google.cl
Solteras.cl

Sugerencias

Registrate en Solteras.cl

 

Redes Sociales

  • www.solosysolas.cl.
  • ¿Buscas Pareja? Solos y Solas.
  • www.solosysolas.cl.
  • Moda Invierno 2011.

La Mujer New Age. El poder de lo femeninoEn estos días escuchaba la respuesta de un científico europeo a la pregunta acerca de cual es, a su juicio, lo distintivo de la mujer actual.

 

“Sin lugar a dudas, ser madre”, dijo. La maternidad es una condición propia de la feminidad, ahí hemos sido y seguiremos siendo únicas, constituye además una de las mayores responsabilidades humanas, es lo que nos distingue de lo masculino y nos completa, enaltece. Pero, esta idea de mujer fábrica productora y cuidadora de niños, ¿sigue siendo sólo lo que distingue a la mujer?

 

Lo femenino

Femenino y masculino no lo vemos como una cuestión fisiológica, sino como una esencia íntima que otorga una cualidad sutil y distintiva. Si bien existe la fisiología, esta por si sola no nos hace femenino o masculino, así podemos ver mujeres en un cuerpo masculino y vise versa. La fisiología no es decisiva, la esencia sí lo es. ¿Qué constituye ‘lo femenino’ propiamente tal, en el escenario 2012?

 

Sexualidad multiorgásmica.

Nuestra sexualidad femenina, a diferencia de la masculina, se expande por todo nuestro cuerpo. La mujer es como un instrumento musical, todo su cuerpo tiene una gran sensibilidad y el hombre tiene que ser capaz de despertarla.

El orgasmo no tiene relación con la maternidad, pero si con nuestro desarrollo psicológico y espiritual, nos despierta el deseo de ser, crecer, liberarnos. Es la experiencia del gozo orgásmico, la que ha dado a la mujer la intensidad y vitalidad que le caracterizan. El orgasmo múltiple es una virtud femenina que nos potencia la capacidad de gozar y experimentar la plenitud. Los hombres no tienen esta capacidad, las mujeres sí.

Gozar no solo significa sexo, sino vibrar y extasiarnos con el mundo, las personas, negocios, belleza que nos rodean. Saborear el orgasmo, nos permite iluminarnos e iniciar la búsqueda incansable de la verdad, hambre de conocer, experimentar y brillar. La anorexia mental, expresada en pensar “nada”, en perder la curiosidad mental, es producto de la privación orgásmica que inmoviliza, opaca. Nos convierte en “quejosas”, “críticas”. ¿Para qué opacarnos, si somos multiorgásmicas?

 

Entendimiento supremo.

Es el simple pero complejo acto de escuchar a los otros que nos rodean, abandonando la lógica y la racionalidad y dando espacio a nuestra sensibilidad. El mayor entendimiento de la mujer es saber que no se puede comprender nada, que todo es misterioso y milagroso y que más que esforzarse en entender a los otros, es mejor mirarlos y disfrutarlos.

La mujer sabe cómo soltarse, disolverse en la naturaleza. Esto la convierte en una incansable buscadora de la verdad, dejarse fluir, sin resistirse, sin discutir. No nos interesamos en dominar, ni agredir, sino en amar y entregarnos. Y eso no significa no dirigir empresas, familias, países. Dirigimos a otros, pero lo hacemos desde el amor y la entrega.

Mujer New Age es entendimiento supremo, sensibilidad, entregarse a los misterios de la vida.

 

La Mujer New Age. El poder de lo femeninoContacto con el cuerpo.

El cuerpo es movimiento, algo vivo, que se experimenta, una construcción que hacemos desde nuestro nacimiento, es algo que construimos, no nacemos con un cuerpo, si con una anatomía.

No somos sólo carne y hueso, somos lo que sentimos y vemos de nuestro cuerpo, diríamos que somos más que un cuerpo como carne contenida por una piel, pero sin él no somos, no tenemos existencia. Es nuestro capital, con él y por él experimentamos sensaciones, nos expresamos, actuamos en y con el mundo y lo intervenimos, gozamos, deseamos.

El primer cuerpo es el de nuestra madre, el que nos contuvo en los primeros meses de vida. De él provienen nuestras primeras satisfacciones y frustraciones. Nuestro cuerpo es producto del lenguaje. El lenguaje afecta al cuerpo, produciendo la erogenización de zonas. Así nuestro cuerpo deviene de biológico a erógeno, es decir el cuerpo pasa a constituirse una superficie de inscripción en la que los otros dejan sus marcas. Las arrugas no solo responden al envejecimiento de la piel, sino reflejan nuestra historia mas intima, nuestra vida. Mira las marcas que tienes en tu rostro y conocerás más de tu propia existencia.

Nuestra cultura occidental, afincada en el dualismo mente/cuerpo, ha disociado a lo largo de la historia el cuerpo del alma, otorgando al primero una característica mundana, pasional, casi “sucia”.

En la Grecia Antigua, se aprecia claramente esta disociación, con Afrodita, diosa de la belleza y del amor, cuya existencia, se asociaba a dos imágenes opuestas; una de ellas imagen celestial, esencialmente espiritual, grande e inteligente y la otra, popular, mundana, impulsada principalmente por satisfacciones corporales. Y, en la época medieval, se creía que los hombres tenían más calor corporal, mientras que las mujeres, al ser más frías parte de su cuerpo se corrompía y se desechaba: lo que daba lugar a la menstruación (que viene de mens y de monstrum, mente y monstruo). Eso es lo que está hoy archivado en nuestro inconsciente.

La mujer tiene la capacidad para conectarse con su cuerpo. Cuando somos irrespetuosas con nuestro cuerpo, estamos perdiendo contacto con la realidad, porque nuestro cuerpo es el contacto. Cuerpo es puente, es vida.

Nuestro cuerpo de mujer es el fenómeno más complejo de la existencia. ¿Lo admiras? ¿Lo cuidas? Ni una flor, ni una estrella tienen un cuerpo tan bello como tú. Y lo digo porque sabemos que el 70% de las mujeres chilenas desearían cambiar alguna parte de su cuerpo. ¿Por qué? Porque el cuerpo lo hemos envenenado nosotras mismas al estar contra él y reprimirlo de varias formas. Impidiendo que fluya la energía corporal, bloqueándolo, estando tensas. ¿Te has preguntado cuanta tensión le pones innecesariamente a tú cuerpo? En el cuello, entrecejo, espalda, manos.

Cuidar y apreciar tu cuerpo es cuidarte como mujer, como fémina que eres.

Y tú ¿quieres aportar algo más acerca de nuestra ‘esencia’ femenina? Envíanos tu idea.

Envía tus Ideas
  1. Nombre(*)
    Entrada no válida
  2. Email(*)
    Entrada no válida
  3. Comentario(*)
    Entrada no válida

Hasta Febrero

 

Susana Krause

Psicóloga U. de Chile

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Publicidad

Platinum Club
http://www.medicalsexcenter.cl/